Discoplay fue fundada en Madrid por Emilio Cañil en 1970. Nació como una tienda de discos en la vieja galería comercial Los Sótanos de la Gran Vía madrileña, pero con los años fue evolucionando hasta convertirse en mucho más que un simple negocio discográfico. A través de su célebre Boletín Informativo Discoplay (BID) se convirtió en una extraordinaria empresa de divulgación cultural que acercó las últimas tendencias musicales a todos los rincones de España. Varias generaciones de españoles expandieron su cultura musical devorando las páginas de su boletín y recorriendo los pasillos de sus tiendas.
Discoplay fue la empresa pionera de la venta por catálogo en España. El BID se envió cada mes, ininterrumpidamente durante 37 años y de manera gratuita. En sus años dorados alcanzó una tirada de un millón y medio de ejemplares mensuales y llegó a registrar 18.000 pedidos diarios de discos. Además de abrir varias tiendas en España, con la inauguración de su local en Moscú, en 1992, se convirtió en la primera tienda de discos occidental y la primera empresa española en abrir una tienda en la Rusia post-comunista.
Discoplay no sólo vendió discos. Entre las cientos de miles de referencias ofertadas a lo largo de los años podían encontrase libros, películas, videojuegos, camisetas, pósters, y hasta aviones teledirigidos. También fue la primera empresa española en apostar por la venta de entradas de conciertos a través de un canal distinto a las taquillas, algo que hoy resulta tan natural, como impensable era en su día.

Discoplay arriesgó apoyando valiosos proyectos «huérfanos» de padrino: editó el catálogo musical del mítico sello Folkways Records y publicó libros tan variados como la biografía de Brian Epstein, una antología de poemas inéditos de Gloria Fuertes, apreciadas reproducciones facsímiles de libros antiguos, o una serie de escritos que reflejaban los pensamientos de Garry Kaspárov, con quien además se asoció en proyectos ajedrecísticos.

En 2007, consolidado el cambio de paradigma de los canales de información y de la venta a distancia, Discoplay dejó de enviar boletines, clausurando así un ciclo de décadas de actividad. Pero gracias al apoyo incondicional de sus clientes su espíritu nunca se apagó definitivamente. Tras un periodo de reestructuración y de pequeñas pruebas, en 2013, nace BIBLIOSTOCK.COM, con la misma vocación de servicio, pero dedicada exclusivamente a la venta de libros y cómics con grandes descuentos. Un modelo original y con entidad propia que tras más de siete años de vida ya se ha consolidado como web de referencia para muchos amantes de la letra impresa.

Puede visitar el
ARCHIVO DOCUMENTAL DISCOPLAY AQUÍ

Producto añadido al carrito con éxito.x
Producto eliminado del carrito con éxito.x